Procesando...

¿Por qué los perros comen pasto?

A los perros les encanta masticar pasto y algunos hasta lo hacen como parte de su rutina diaria. Afortunadamente la mayoría de los expertos creen que no es algo de qué preocuparse. Entonces ¿por qué a nuestros perros les gusta comer el pasto de nuestro jardín?

Los perros tienen una tendencia natural a ser carnívoros: sus dientes, su sistema digestivo y su conducta claramente confirman este hecho. Sin embargo, también debe reconocerse su capacidad omnívora: después de todo, los perros tienen la habilidad de comer una gran variedad de cosas. Durante decenas de miles de años, los ancestros del perro, fueron depredadores oportunistas, devoraban todo siempre y cuando llenara sus requerimientos alimentarios básicos.

Los perros modernos ya no son como sus ancestros que devoraban a sus presas completamente incluyendo el contenido estomacal de animales herbívoros. Ahora, los perros buscan plantas como una alternativa para alimentarse. La planta más buscada es el pasto, ya que usualmente es lo que se encuentra más a la mano, pero se sabe que los perros salvajes comen frutas, bayas y otros vegetales que encuentran a su paso.

Queda claro que los perros pueden encontrar y aprovechar los nutrientes de un amplio rango de plantas o hierbas pero eso no explica el por qué los perros vomitan después de comer pasto.

Cuando el perro tiene el estomago inflamado, revuelto o con gases, buscará un remedio natural y el pasto, según parece, puede curarlo. Cuando el pasto es ingerido, sus hojas con textura picosa hacen cosquillas en la garganta y revestimiento del estómago del perro; esta sensación puede causar que el perro vomite, especialmente cuando el pasto es tragado sin masticar.

Aunque los perros no "pastan" grandes cantidades de hierba como las vacas, pueden mordisquear pasto, masticarlo un rato y no vomitar. Esto puede ser porque encuentran agradable la textura del pasto o simplemente quieren probar un nuevo sabor. Mientras tanto, un perro enfermo tenderá a tragar el pasto arrancado a mordiscos para después vomitarlo.

Cualquiera que sea la razón, la mayoría de los expertos no ven peligro alguno en dejar que tu perro coma pasto. De hecho, el pasto contiene nutrientes esenciales que un perro puede requerir, especialmente si le das exclusivamente alimento comercial. Si notas que tu perro ha estado buscando y comiendo el pasto de tu jardín o de tus macetas, es recomendable que introduzcas hierbas naturales o vegetales cocidos a su dieta.

Así que el hecho de que tu perro coma pasto no es malo en absoluto, pero si notas que de repente tu perro busca y come mucho más pasto de lo normal entonces es señal de llevarlo con el veterinario porque tu perro está buscando la forma de curarse de alguna molestia que ya no es leve o moderada y requiere atención médica veterinaria.

Nota: puedes adquirir una pequeña caja con tierra para sembrar pasto solo para tu perro. Esto le dará a tu mascota una alternativa segura y sana para comer pasto. Así te aseguras que el pasto que coma o mastique no contenga pesticidas, herbicidas o químicos dañinos usados para fumigar y tratar jardines.

¿A tu perro le gusta comer pasto? ¿Cuándo tu perro come pasto, lo hace para aliviar algún malestar o solo porque le gusta? Participa y déjanos tus comentarios.