Procesando...

3 tips para preparar a tu perro para la llegada del bebé

"Fui muy afortunada, Platanita mi perra, una cruza de PitBull y mestizo, se adapto fácilmente a la llegada del bebe. De hecho, ella rascaba la puerta del cuarto cada vez que escuchaba llorar a Sofía, mi hija, en caso de que yo no me diera cuenta (por supuesto que siempre estuve alerta). Platanita, podía dejar su cama para acompañarme durante esas largas noches en que alimentaba a Sofía. Sin embargo, no estoy segura si Platanita hubiera recibido a la bebe con lamidos y moviendo la cola si no hubiera tenido el tiempo de prepararla durante esos largos 9 meses de embarazo para la llegada del bebé".

Esta fue la experiencia de una gran amiga mía, y ahora comparte con nosotros algunos tips que siguió para preparar a su perra para la llegada de su bebé, tips que seguramente más de una futura mama o futuros padres pondrán en práctica.

1. Crear una nueva rutina

Los bebé tienden a seguir su propio horario, especialmente durante los primeros meses de vida, para ellos la noche es el día y el día la noche. La idea es hacer que tu perro siga un horario muy parecido al que tu esperas será cuando llegue el bebé.

Por ejemplo, los bebés se duermen muy fácilmente en el moisés o en la carriola, toma el moisés y colócalo donde crees será el lugar ideal para dejar a tu bebé mientras duerme y muévelo como si arrullaras al bebé con tu perro acompañándote. También planea caminatas con la carriola junto a tu perro, como si el bebé estuviera durmiendo su siesta.

2. Refuerzo en positivo

La idea es que el perro asocie al bebé con cosas buenas. Antes de la llegada del bebé, consigue alguna mantita o cobija del bebé de alguna amiga o familiar para que el perro la huela y se vaya aclimatando a los olores del bebé (unos agradables y otros no tanto) que pronto llenaran la casa. Trata de darle a tu perro su juguete o premio favorito mientras alimentas, cambias o bañas tu bebé.

3. Encuentro y bienvenida

Un tip de oro que jamás debes olvidar es que nunca y por ninguna razón debes dejar a tu perro a solas con tu bebé. La supervisión es necesaria para la seguridad de todos. Recuerda que el perro es un animal y de pronto puede salir a flote su instinto de animal salvaje. No es por asustarte ni nada, simplemente actuar con responsabilidad y sentido común.

Cuando finalmente el bebé llega a casa, hay que presentarlo con el perro, pero lentamente. Te recomiendo que tu perro tenga su correa puesta. Permite que tu perro se acerque lentamente al bebé para olerlo. Debes estar alerta ante cualquier signo de miedo o agresión de tu perro. Algunas señales de agresión incluyen las orejas levantadas y firmes, gruñidos, ladridos fuertes. Algunas señales de miedo incluyen gemidos, meter la cola entre las patas, temblar.

Con una preparación adecuada y el refuerzo en positivo, ambos, el bebe y el perro pueden aprender a compartir el mismo hogar (espacio). La interacción del perro y tu bebe depende de ti, de que te sientas cómoda haciéndolo, tu perro y tu bebé lo siente.

Si pasaste por este proceso, ¿qué fue lo que tú hiciste?, a ti ¿cómo te fue? Comparte con nosotros esos momentos. Participa y déjanos tus comentarios.