Procesando...

Adiós amigo: muerte de una mascota

muerte de una mascota A Diego le han comprado finalmente el perrito que tanto había pedido a sus papas, como premio por sacar buenas calificaciones en la escuela. Al pasar los días el nuevo perrito de Diego pierde las ganas de jugar y hasta de comer, razón por la cual lo llevan al veterinario. El médico no le da noticias muy esperanzadoras a la mamá de Diego y sugiere que haga valida la garantía de salud que le dieron en la tienda y cambie al cachorro enfermo por uno sano.

Sin perder tiempo y para evitar que Diego estuviera triste un día más su mamá ni tarda, ni perezosa dice a Diego "no estés triste amor mío, en este momento vamos a la tienda y que te den otro perrito nuevo".

Así como Diego una gran mayoría de niños tiene su primer contacto con la muerte cuando su mascota enferma y no es posible salvarle la vida ¿y que aprenden de esta experiencia? Primero: que evitar la muerte es una buena solución para no sufrir (lamentablemente la muerte es algo inevitable). Segundo: que en el mejor de los casos la mascota fallecida es reemplazable (tienen un montón en la tienda. Y así el triste momento pasa, con unos días de pena (hasta que la mascota es reemplazada) y sin gloria.

Y al paso de los años el abuelito de Diego fallece y claro la cosa ahora no es tan fácil pues no hay una tienda donde vendan abuelitos y el dolor de la familia no pasa con enterrar al abuelo y guardar sus cosas. El dolor sigue ahí y nadie sabe explicarle al niño cómo hacer para que se pase.

Si cuando nos enfrentamos a la muerte de una mascota alguien nos enseñara que esta no es reemplazable, aun cuando tengamos otra parecida, nos enseñara a superar su pérdida, a despedirnos, a entender que la muerte es parte de la vida, lograríamos superarla y aceptarla sin importar si ha fallecido nuestro perrito o nuestro querido abuelito.

"Dedicado a todos mis pacientes que están en el cielo y a sus dueños que les dieron amor en vida y con amor los dejaron partir".

Comparte tus experiencias y si necesitas ayuda recuerda que hay alguien dispuesto a escuchar.