Procesando...

12 Mitos sobre perros

mitosdeperros En esta ocasión hablaremos de los mitos más sonados sobre los perros.

1.- Cuando un macho y una hembra se están apareando, echarles agua impide la concepción de nuevos perritos. La realidad es que echarles agua no va a impedir que el macho siga a la hembra hasta que cumpla su cometido; puede que se espanten por el chorro de agua y se alejen del lugar y que tengan un romance algo mojado. Pero si en realidad se quiere evitar que haya apareamiento tienen de dos o cuidan mucho a su perrito (a) en etapa de celo o lo esterilizan.

2.- Los problemas respiratorios de los perros se pueden solucionar si uno cuelga un collar de limones alrededor de su cuello. Es verdad que la vitamina C es buena en el tratamiento de los resfriados y los limones son una buena fuente de esta vitamina, pero desafortunadamente si no es ingerida no tiene ningún efecto sobre vías respiratoria, además de que en muchas ocasiones es necesario del uso de antibióticos que erradiquen la bacteria causante del resfriado.

3.- Aplicar aceite quemado sobre la piel de un perro con "roña" mejora su problema. A menos que lo que intenten sea freír a su perro, el aceite no ayuda a tratar la "roña" o como los médicos le llaman sarna. Les pido que por favor si su perro o el de un conocido tienen algo que pareciera roña llévenlo al Médico Veterinario antes de hacer algo que pueda agravar más el problema. Les aseguro que el médico conoce mejores remedios que aplicar 1,2,3 o Nutrioli.

4.- Un perro fino no llora si lo cargas tirando de la piel de su cuello. ¿Quién habrá dicho semejante incoherencia?. Si el perro es jalado de la piel del cuello y llora, significa que le duele no tiene nada que ver su sangre azul. Las perras transportan a sus cachorros tomándolos de la piel del cuello, por esa razón generalmente es una posición cómoda para los cachorritos y no les genera dolor pero si el cachorro ha perdido la elasticidad de la piel porque ya es más grandecito llorara.

5.- Las garrapatas salen de dentro de los perros. Para ser honesta esto es algo que yo no había escuchado nunca, pero me encuentro con que es una idea muy generalizada, así que aquí la desmentiré. Las garrapatas son parásitos que viven sobre la piel de los animales (perros, gatos, vacas, caballos, borregos, etc.) y en raras ocasiones en los humanos. Si tu perro es bañado, desparasitado y checado periódicamente por el médico no tienes de que temer, pero si aun así tienes dudas pregunta sin miedo.

6.- Las garrapatas se pueden eliminar quemándolas con un cigarro. Después de que hayan dejado a su perro como cenicero y con una gran cantidades de quemaduras, se podrán percatar de que las garrapatas seguirán ancladas a la piel del perro, nuevamente acudir al médico veterinario es la mejor opción.

7.- En la época de calores aumenta la probabilidad de que los perros se contagien de rabia. La rabia se contagia únicamente por la mordida de un animal contagiado. Es importante que sepan que afortunadamente la rabia es una enfermedad controlada en parte por las campañas que realiza el sector salud y otro tanto gracias a los dueños que se preocupan por vacunar a sus mascotas.

8.- Si un perro huye del agua es que tiene rabia. Cuando un perro está enfermo de rabia se dice que tienen hidrofobia (fobia al agua) pero no porque no se quieran o se puedan mojar, lo que sucede es que el virus de la rabia afecta su capacidad para tragar y esto hace que no puedan tomar agua debidamente.

9.- Si el perro tiene espuma en la boca o babea mucho tiene rabia. Otro mito más sobre esta enfermedad, el perro también puede estar babeando y haciendo espuma con su baba por otras causas como intoxicación, calor excesivo, ansiedad, etc. Si sospechas que tu perro pueda tener rabia acude al médico veterinario.

10.- Existen razas de perros que desconocen a sus dueños. Existen situaciones desafortunadas en las que los perros atacan a sus dueños pero estos ataques en su gran mayoría son consecuencia de un mal trato al perro, un modo inadecuado de acercamiento, una mala educación del perro, como respuesta al dolor. También deben tener en cuenta que hay razas más temperamentales (que conste que no dije agresivas) y que esto es un factor importante a la hora de elegir una mascota.

11.- Si alimentas con carne a tu perro se vuelve agresivo. ¿Y si le das de comer brócoli aprende a mugir? Si eres un poco curioso y revisas las etiquetas de los empaques de croquetas veras que parte de los ingredientes son la carne o la proteína de origen animal. La agresividad de un perro es consecuencia de una mala educación, educación que es responsabilidad del dueño.

12.- Los perros callejeros son más resistentes y no se enferman. "¡Como aguantan esos perros de la calle, no que mi perro que es de raza fina se enferma a cada rato!". Esto es muy común escucharlo, pero pensemos, si tomáramos a un perrito de la calle y le revisara el médico, por lo menos encontraría que tiene pulgas y/o garrapatas, bajo de peso, colitis, eso sí apenas lleva unos días en la calle y los que ya tienen años, esos tendrían parasitosis internas, pulgas, garrapatas, hongos, sarna, desnutrición, anemia, infecciones respiratorias, digestivas, tumores venéreos, sin contar las lesiones ocasionadas por peleas con otros perros. Así pues que no tenemos punto de comparación entre un perro callejero y el que vive en casa. En todo caso si sigues convencido de que un perrito de la calle es más aguantador, te invito a que adoptes uno en vez de gastar miles de pesos en uno de raza.

Seguramente con el tiempo iremos ampliando esta lista de mitos, aunque la idea es más bien que dejemos de tomar decisiones basados en la desinformación. Recuerden que el papel del médico veterinario también es informar, así que pregunten con toda confianza.

"Ninguna pregunta es tonta, tonto aquel que se queda con la duda".