Procesando...

¿Qué hacer con nuestro perro cuando salimos de vacaciones?

Se acercan las vacaciones, y planeas salir para cambiar la rutina diaria, sin embargo hay un punto que te inquieta un poco, ¿qué hacer con nuestro perro durante nuestra ausencia?

Existen diversas opciones las cuales podemos escoger, como:
  • Llevarlo con nosotros.
  • Dejarlo con alguna amistad o familiar.
  • Dejarlo en alguna pensión.
  • Encargarle a alguien de confianza que lo visite diariamente.

Antes de escoger cual es la mejor opción, es importante estudiar cual es la opción más adecuada para nuestro fiel amigo, dependiendo de la situación, el tiempo de ausencia y las facilidades que tengamos para cada situación, y así tratar de hacer que nuestro perro se deprima lo menos posible.

Si optamos por que nos acompañe, debemos estar siempre seguros que en donde nos lleguemos a hospedar acepten mascotas, al igual de estar conscientes que en el trayecto tendremos que hacer paradas constantes para atender a la mascota. A pesar de haber adoptado a nuestro canino como parte de la familia, no suele ser muy práctica esta opción.

La segunda opción es dejarlo con alguna amistad o familiar. Muchas veces aquella persona le da pena decirte que no por la relación que tiene contigo. Si escogemos esta opción, debemos estar seguros que la persona se hará responsable de buena manera para que el perro reciba la mejor atención posible, de tal forma hacer que extrañe lo menos posible su hogar. No es la opción más recomendable.

Cuando pensamos en dejarlo en alguna pensión, debemos estar seguros de que el lugar cuente con espacios grandes y abiertos. Puede resultar muy frustrante para su perro estar encerrado en una jaula mientras estamos de vacaciones. De igual forma debemos preguntar y checar que tipo de trato se les da a las mascotas.

perroenvacaciones2 Si tu idea es no llevarlo contigo de vacaciones, o se te complica viajar con él, la mejor opción es encargarle a alguien que lo visite diariamente. Los perros son territoriales, y la separación momentánea puede resultar muy deprimente. Debemos tratar de que esté en su terreno para que no se sienta inseguro. Podemos dejar un espejo para que al verse piense que no está solo. De igual forma debemos estar seguros que siempre tenga alimento y agua al alcance, y que algún conocido lo visite diariamente para asegurarse que todo esté en orden y hacerle compañía algunos minutos.

Tener un perro nos puede dar una gran amistad, un excelente compañero y mucho amor, sin embargo ejerce una gran responsabilidad. Recuerda que son parte de tu familia, bríndale la atención y cuidado que merece.