Procesando...

Cómo hacer que tu perro se adapte al nuevo integrante de la familia: Tu perro y la llegada del bebé

Es muy común que, cuando un hombre está recién casado, prefiere regalarle un perro a su esposa, para así esperar un tiempo al hijo propio y hacerse de una familia nueva. Otras veces, uno de los dos ya tenía a su perro al momento de contraer matrimonio, siendo adoptado como propio por parte del cónyuge.

Hasta este momento, la pareja puede ser muy feliz, y sin problema alguno con su fiel (o fieles) compañero(s). Sin embargo, en el momento en que el matrimonio decida traer al mundo a un nuevo ser, puede causar cierto problema, esto por diversos motivos:
  • El perro está acostumbrado a ser el centro de atención de la pareja, causándole algún tipo de celos el nuevo arribo.
  • El perro ha recibido algún tipo de maltrato por parte de los niños.
  • La raza de tu mascota no es la más recomendable para niños.
Indiscutiblemente cual sea la razón del porque tu perro no acepta a tu primogénito, e independientemente de su raza, cualquier perro puede adaptarse a las nuevas rutinas y personas de su vida.

Hay varios consejos para ayudar a la aceptación, unos antes de que arribe, o en su contraparte, después de la llegada del bebé.

¿Qué hacer antes de que llegué el nuevo bebé?

Antes que nada, debemos asegurarnos que nuestra mascota se encuentre libre de parásitos y estar al corriente en sus vacunas. Es de mucha importancia, pues pueden ser un foco de infección a la mamá embarazada.

Posteriormente debemos de hacer un análisis a la actitud de nuestro perro, y examinar si es dependiente de nosotros. Si es así, trate de ir rompiendo ese lazo poco a poco. De igual forma, si tu perro no es tan obediente, educa a tu perro, de tal forma que pueda reconocer las palabras “quieto” y “abajo”. En dado caso que se te dificulte este paso, puedes intentar llevarlo con algún experto.

Si tu perro tiene acceso a toda la casa, empieza en restringirle el paso a ciertas zonas de la casa. De igual forma, invita a tu mascota a la habitación de tu bebé, para que de esta manera, se familiarice con los muebles.

Si logras conseguir una cinta con los ruidos de un bebé recién nacido, reprodúcelo en presencia de tu perro, puede ser de gran ayuda.

tuperroylallegadadelbeb

¿Qué hacer después de que el bebé nació?

Mientras que el bebé esté en el hospital, envuélvelo en un cobertor, de tal forma que este se impregne del olor del recién nacido, y así, antes de llegar con el hijo, llevarle el cobertor y hacer que tu perro se acostumbre al aroma.

Llegando a tu hogar, permite que tu perro salude al hijo. Para esto, es fundamental que el perro esté sentado, y sujetarlo con tus brazos, permitiéndole ver y oler al bebé. Es fundamental que le hables tranquilamente al perro, y evitar cualquier tipo de gritos hacia él. Si está muy inquieto, dedícale tiempo en entrenarlo.

Haz que tu perro se acerque siempre de forma tranquila al bebé, esto para evitar cualquier tipo de accidente. Recordamos que tu perro es un animal, y como bien, por instinto propio, puede tener reacciones que no siempre son predecibles. De igual forma ¡JAMÁS! dejes solo al perro con el bebé.

Por último, se paciente, puede tomar semanas en la adaptación del perro con el niño. De cualquier forma, se recomienda acudir con su médico veterinario para que lo aconseje para una más rápida adaptación.

Si pasaste por este proceso, ¿qué fue lo que tú hiciste?, a ti ¿cómo te fue? Comparte con nosotros esos momentos. Participa y déjanos tus comentarios.