Procesando...

5 Consejos para vivir con tu perro en un departamento

A través de los años nuestras mascotas se han adaptado a nuestros estilos de vida y aunque muchos perros pueden vivir bajo techo durante toda su vida, es importante tener en cuenta que los perros necesitan contacto con la naturaleza y el aire libre. Aquí te comparto una serie de consejos para sacar el máximo provecho de la vida en departamento.

1.- Socializar a tu perro en la ciudad

Socializa a tu perro para que aprenda a vivir en la ciudad. Llévalo a pasear a los parques, plazas, calles, avenidas y áreas cercanas para que tu perro aprenda y reconozca su entorno, se adapte a los ruidos, olores, señales, las personas. Si el edificio tiene un ascensor, lleva a tu mascota varias veces durante las horas menos congestionadas con el fin de conseguir que se sienta cómodo con su uso. Mostrando que todas estas cosas son sólo parte normal de su vida y pueda disfrutar de ese entorno.

2.- Ser un buen vecino

Los dueños de perros siempre parecen encontrarse unos a otros, así que si en tu edificio hay otros perros, debes estar preparado para presentarte a otros vecinos propietarios de perros. Pueden crear un grupo de paseo para ir juntos con sus perros al parque juntos o realizar cualquier otra actividad con sus perros. Otros propietarios de mascotas pueden ser una gran ayuda, ya que podrán recomendarte parques cercanos, un veterinario, un paseador de perros, una pensión. También pueden ser un gran apoyo cuando estas fuera de casa y necesitas que alguna persona le eche un vistazo a tu perro. No olvides devolver el favor!

3.- Que tu perro aprenda algo nuevo

Mantén a tu perro mentalmente activo escondiendo premios, comida o juguetes para él en varios lugares del departamento antes de salir a trabajar. Si a tu perro le encanta olfatear todo lo que ve, deja algunos nuevos aromas en artículos de uso diario dentro del departamento. Tu perro disfrutara descubriendo nuevos olores, sabores y texturas.

4.- Que el departamento sea un hogar agradable para tu perro

Mientras que la mayoría de los perros pequeños se adaptan fácilmente a la vida en departamento, los perros grandes se adaptan más fácilmente en espacios más amplios, llegando a ser más tranquilos y menos propensos a ladrar. La clave aquí es ejercitar a tu perro no importa el tamaño. Todos los perros requieren de ser ejercitados, así que lo ideal es que el departamento se encuentre en áreas con fácil acceso a parques o lugares donde puedas llevar y andar con tu perro. Y no olvides traer con correa en todo momento a tu perro para mantenerlo a salvo!

5.- Mantener el departamento limpio y ventilado

En lugares pequeños y encerrados es fácil que los olores de tu perro se penetren más, es necesario que mantengas siempre ventilada y limpia la zona donde pasa el mayor tiempo tu perro, el área donde hace sus necesidades, enséñalo a hacer en horas o lugares específicos mientras tú no estás. Es desagradable vivir en un lugar donde constantemente hay olores de orina y heces del perro, además molesto para los vecinos.

¿Tú y tu perro han vivido en departamento? ¿Cuál fue tu experiencia? ¿Te ha tocado tener algún vecino con perro que no acostumbra a limpiar el patio? Participa y déjanos tus comentarios.