Procesando...

El perro nuestro mejor amigo



Los perros viven con nosotros desde hace 15.000 años, desde que domesticamos al lobo y modificamos su genética convirtiéndolo en las diferentes razas de perros que fueron surgiendo en base a las necesidades específicas del ser humano y lo los integramos a nuestra sociedad. Del mismo modo que un niño debe aprender las normas de educación básicas para vivir con una familia, ya sea en una casa o en la escuela, al perro le pasa lo mismo. Es nuestra tarea enseñárselo.

Nosotros seremos el líder dominante Alfa y ellos los seguidores, el líder domina al subordinado poniéndose panza abajo dejándose oler y quedándose en esa posición hasta que el líder lo decida.

Viven en manada:

Nosotros nos manejamos también por manadas y tenemos jerarquías, familia: papá y mamá, escuela-maestra, trabajo-jefe.

Los perros forman grupos estables y duraderos al igual que las manadas de lobos en libertad. El mando absoluto lo ostenta un macho que normalmente es el que más batallas ha librado y mejores resultados ha obtenido, es el responsable de la subsistencia de la manda, y de ser necesario dará su vida por mantenerla a salvo.

Trabajan en manada:

El alfa es el que dirige la caza pues es el que conoce mejor el territorio y el que tiene más experiencia, el atacara el cuello mientras los subordinados las patas y los costados.

El alfa es el primero en comer pues es el que tienen que estar mejor alimentado, comiéndose el hígado, el corazón y los pulmones, y después los demás irán comiendo según su nivel de jerarquía.

Cuando llegan los lobos a donde se encuentran los cachorros permiten que estos les chupen el hocico para fomentar la regurgitación.

Domesticación:

Después de muchos años de cambios genéticos la morfología del lobo se modifico de tal forma que ahora hay muchísimas razas en donde el más diferente el chihuahua, los fuimos modificando según nuestras necesidades, una compañía y la otra trabajo.

Aquí vemos a un perro de pastoreo que fue entrenado para mantener a las ovejas juntas y llevarlas a su corral, el dueño por medio de diferentes silbidos le va diciendo que hacer.

Perro de pastoreo

Compañía:

Se han vuelto parte de nuestra familia, porque son nobles, juguetones, agradecidos, siempre nos reciben moviendo la cola, nos acompañan a todos lados, son el niño que no crece por lo tanto dependen totalmente de nosotros, y eso nos hace sentirnos importantes y responsables.

perro de compania

Trabajo:

Los entrenamos para varias cosas, guardia y protección, perros para ciegos, detección de drogas, encontrar personas etc.

Perro de trabajo

Muchos de nosotros vivimos hacinados, con poco territorio, poco tiempo para nosotros mismos y nuestros seres queridos, menos tiempo para diversiones y esto nos provoca estrés crónico, y hemos perdido el contacto con la naturaleza, vivimos en una selva de cemento con muy pocas aéreas verdes.

Nuestras vidas están llenas de conflictos, porque no escogemos al líder correcto como lo hacen ellos, nosotros cuando tenemos el poder no siempre lo utilizamos para el bien común, y logramos la insatisfacción de la sociedad, la desigualdad, la intolerancia y sobre todo la agresión.

Como consecuencia empiezan las manifestaciones para poder recuperar nuestros derechos, nuestra libertad, nuestros ideales, son las pocas veces que los humanos nos unimos por un propio fin.

Si a esto le agregamos la tecnología donde las nuevas generaciones ahora se comunican con computadoras a través del messenger, correos electrónicos, celulares, dejando a un lado las relaciones interpersonales, las cuales se están perdiendo.

Hemos perdido la capacidad de entender las emociones:

Porque nos importa más el poder, territorio, dinero, imponer nuestras ideas, no importando el daño que podamos causar.

También nuestro tipo de vida ha cambiado de vivir en la naturaleza conviviendo con ella he integrarnos a la misma ahora nuestra selva de cemento nos hace vivir en constante estrés porque dedicamos mucho tiempo en el transporte, tiempo que lo podríamos dedicar a nosotros mismos, llegando a casa hastiados, cansados, sin ganas de platicar de convivir, solo descansar.

Traslados:

No importando el país ya casi en todos lados vemos esto, un transito agobiante que nos pones con los pelos de punta.

Poco tiempo para nuestros seres queridos:

La televisión es parte de este distanciamiento, antes los niños salían a pasear a jugar béisbol, futbol, coleadas, voleibol, o jugaban con sus padres juegos de mesa, cosquillas, almohadazos, ahora a ellos les interesa más los juegos de Internet, las caricaturas, perdiendo la capacidad de interacción.

Necesitamos la compañía de los animales:

Los niños se identifican mejor con los animales porque no son juzgados, tienen con quien jugar, quien este con ellos cuando están solos, con quien platicar.

Mejoran la autoestima, nos enseñan a ser responsables, a hacer ejercicio, a convivir con más gente.

Que nos enseñan los animales:

A ser amables, espontáneos, responsables, mejorar el comportamiento de los padres, de los hijos, de los hermanos, de la manada familiar, la alegría y la tristeza en su forma más pura, el afecto, la lealtad, la protección desinteresada, en el duelo de la muerte y la separación de un ser amado, la belleza, la gratitud, el sacrificio hasta la muerte si es necesario, el placer de tocar, sentir, compartir sin represiones de sensibilidad (ternura)

Los animales pueden ayudarnos a mejorar la calidad de vida, a mejorarnos como personas abriendo nuestra consciencia y sensibilizándonos en la comunicación no verbal, lo cual representa uno de los medios más potentes para poder expresar sin juicios de valor nuestros sentimientos.

Los perros fomentan la apertura de los sentidos, el estar más atento a las señales no verbales que se reciban del animal y de todas las circunstancias que rodean esa interacción.

La ausencia de juicios de valor, el encuentro con el instinto y la emoción primaria desprovista de pensamiento racional, Que tu vida este llena de gente amorosa y leal como los perros.



 

Comentario(s)
  1. Las mascotas hacen parte esencial del buen vivir. Ya se acepta como un hecho cierto que las mascotas reportan felicidad y salud, los dos mayores tesoros de la vida. Eso sí, -y es lo más importante-, si se adopta una mascota, no solo debe dársele mucho amor sino cuidarla por el resto de su vida. A propósito, la palabra mascota significa buena suerte.