Procesando...

La socialización del cachorro

Socializar es parte importante del desarrollo de un cachorro, así es, los cachorros deben aprender a relacionarse con la gente, con otros perros y con lo que hay a su alrededor.

La etapa de mayor impacto sobre el desarrollo y comportamiento del perro es la etapa de cachorro, a través de las experiencias en su vida, buenas o malas, estas experiencias son críticas en el desarrollo del perro y tienen un efecto duradero sobre su comportamiento.

Desde el momento en que adquieres un cachorro y lo llevas a casa, a partir de ese momento debe iniciar su socialización.

La socialización empieza en casa y el cachorro debe aprender a relacionarse con la familia, el entorno de la casa, el auto, conociendo al cartero, al repartidor de gas, a los que toman lectura del medidor de agua y luz, el contacto con los vecinos (niños y adultos), caminar por la calle, y estas son solo algunas maneras de socializar.

Este proceso de socializar es importante, así cuando el cachorro se encuentre con alguien o algo nuevo lo reciba con curiosidad y no con miedo o agresión.

Paulatinamente puedes ir exponiendo al cachorro a todo tipo de visitas y situaciones y dejarle que las explore. Por ejemplo cuando usamos la licuadora, ese sonido puede asustar a nuestro cachorro las primeras veces, aquí podemos poner algún premio o carnaza cerca para que el cachorro se acerque y explore de donde viene el sonido y que nada malo pasa, el chiste es hacer que se familiarice con el sonido para que la próxima vez que utilices la licuadora no se sobresalte por el ruido, lo mismo pasa cuando se le expone a nuevas personas, perros o el entorno. El punto es hacer que la experiencia sea agradable para el cachorro y no una experiencia negativa.

La socialización con personas es importante y el perro debe sentirse cómodo para que esto suceda, aquí debe exponerse al cachorro a todo tipo de personas, dejar que conozca gente de diferentes rasgos como personas altas, bajitas, personas en bici o en moto, personas que llevan niños, personas que cargan bolsas, personas con maletines, etc.

En el caso de los niños es muy importante enseñarles reglas sobre cómo tratar a los perros y siempre supervisados por un adulto, ya que los perros pueden llegar a ver a los niños como una especie diferente porque se mueven y se comportan diferentes a los adultos. Este proceso es lento y lleva tiempo. Puedes empezar llevando al cachorro a un parque infantil para que se acostumbre a ver niños y a los sonidos que ellos hacen. Luego permite que algunos niños se acerquen y se mantengan alrededor del perro, luego permite que se acerquen más niños y de esta manera vaya incrementando la cantidad de niños que estarán rodeando al perro.

La socialización con otros perros es esencial para el cachorro. Al igual que a todos los animales jóvenes a los cachorros les encanta jugar, forma parte esencial en su desarrollo. Los perros desarrollan sus habilidades de comunicación a través del juego con otros perros cuando son cachorros. Es a través del juego que un perro aprende la conducta de "no morder". Cuando los cachorros juegan entre sí juegos que involucran el contacto físico, rápidamente aprenden que un compañero de camada o un perro adulto no tolerarán que ellos le jalen las orejas o el cuello con sus pequeños dientes afilados. Si un cachorro muerde fuertemente a otro perro, recibirá una rápida reprimenda y el juego se interrumpirá por unos momentos. De esta manera el cachorro aprende rápidamente a controlar la fuerza de sus mordidas y dejará de morder muy fuerte cuando esté jugando con otros perros.

Cuando un cachorro presiona sus dientes contra tu piel, debes responder con un grito fuerte de dolor (aunque en realidad no te haga daño), pero esto le enseñará que el tocar la piel de los humanos con sus dientes no está permitido, sin importar qué tan gentilmente lo haga. Adicionalmente, el juego del cual estaban disfrutando usted y su cachorro deberá ser interrumpido, esto lo ayudará a aprender que para continuar divirtiéndose él no debe "morder".

Sabemos que es imposible exponer al perro a todo lo que él encontrará en el futuro, porque ni nosotros mismos sabemos que nuevas situaciones vendrán, sin embargo si podemos enseñarle que cada experiencia es algo que puede explorar y disfrutar en lugar de temer.

Además, ayudar en la socialización del cachorro es muy importante y divertido, y una excelente oportunidad para que llegues a conocerlo realmente bien, realmente vale la pena dedicarle tiempo y esfuerzo para una mejor convivencia.

¿Qué opinas? Participa y déjanos tus comentarios.

 

Comentario(s)
  1. Tengo una cachorrita de 3 meses Labrador y ultimamente he notado que se pone muy agresiva, se avienta a morder, sobre todo en las manos, cuando se enoja y se acerca uno a ella se avienta hasta en la cara. Esto es normal? Me recomendarian llevarla al adiestramiento?