Procesando...

La jerarquía en casa cuando hay más de un perro

Al convivir en casa con más de un perro la situación se vuelve muy diferente a los casos anteriores en los que hablábamos de un solo perro en una familia.

Cuando es un perro este no se preocupa por rivalizar por la comida, los espacios y mucho menos por el cariño de los amos, es como si fuera hijo único, aunque se siente uno más de la familia, y aunque existan varios miembros de la familia, incluso niños, él sabe que somos otra especie, y como lo he mencionado antes es muy importante que aun que lo queramos mucho es necesario que el sepa que tiene un lugar inferior en la escala de jerarquía y ya que su idioma conductual es distinto al nuestro estos tips serán de gran ayuda para comunicarnos con nuestro perro.

En los casos donde hoy más de un perro en casa, es importante que sepamos que entre ellos van a existir reglas jerárquicas y en segundo plano nos colocaran a nosotros, lo que complica la situación. Por ejemplo, si son dos o más machos que viven en la misma casa ellos por rivalizar entre sí marcaran territorio la mayor parte de las veces levantando la pata en un mueble o en las llantas de los carros e incluso en algún miembro de la familia y algunas otras ocasiones aunque muy rara vez defecando en aéreas no deseadas como los interiores de las casas e incluso sobre los muebles que están impregnados del humor de los dueños como sillones camas etc., y nosotros muchas veces confundimos esta conducta con un mal habito de suciedad, en otras ocasiones la rivalidad puede ser tan alta que pueden llegar a las peleas, incluso por defender su territorio de algún extraño, llega a ser tanta la rivalidad al momento de ladrarle para alejarlo que pueden llegar a pelear entre ellos y olvidar al extraño que está del otro lado de la puerta.

Puedo dar cientos de ejemplos, respecto a este tema, pero prefiero dar algunos consejos para minimizar el problema.

Aunque es más recomendable tener combinaciones de machos con hembras y no tener grupos del mismo sexo, siempre existirán conflictos jerárquicos.

El darles afecto por igual ayuda mucho ya que no provocaremos rivalidad innecesaria. Por ejemplo, si tengo un perro de talla grande y uno de talla pequeña, trataran de acercarse al humano para recibir una caricia pero siempre el perro pequeño tendrá mayor dificultad para alcanzarnos, y no debemos de levantarlo del piso creyendo que eso lo pone al parejo del mas grande, por lo contrario eso hará sentir al más grande que preferimos solo al pequeño y a al grande que lo rechazamos, lo correcto es acariciar a ambos agachándonos a sus respectivas alturas.

La hora de la comida es uno de los momentos más importantes para demostrarles tanto que nosotros somos sus líderes por ser quien proporciona el alimento que es vital para su supervivencia y es algo que debemos hacer personalmente y no cometer el error de pedirle a alguien que lo haga por nosotros. Por ejemplo, las personas del servicio domestico. Es vital que cada uno tenga su propio plato y un lugar en especifico para darles de comer, y tenemos que variar el orden en el que damos la comida, es decir un día daremos a uno primero y otro día a otro, para no dar liderazgo a uno solo, y los primeros días tendremos que esperar para que el que acabe primero no robe la comida del otro, y si esto sucede nosotros tendremos que reprimir al que intento tomar la comida del otro. Y por ningún motivo dejaremos la comida sobrante durante el día o la noche, ya que ese puede ser el pretexto para iniciar una pelea.

El tema de las peleas entre ellos y las mordidas a los dueños o miembros de la familia y como controlarlo es muy extenso y será tema de un siguiente artículo, pero el entrenar a nuestro perro ayuda mucho a enseñarles quien es su líder, ya que no solo aprenden ejercicios como sentarse y echarse, en una manera adecuada y hecha por profesionales el entrenador enseñara a tu perro a obedecer comandos que nos servirán a tener control sobre nuestro perro. Muchas personas tienen la falsa idea que el entrenamiento es algo cruel, y reiteró que si es hecho por un profesional, con métodos modernos que aunque requiera de correcciones sea basado en el premio y que NUNCA atente contra la integridad de nuestro perro, nos dará el vínculo de comunicación entre el perro y su dueño y lo principal, nos dará jerarquía ya que el perro es un animal de grupo y le gusta tener un jefe de grupo o líder.



¿Tienes alguna duda? Participa y déjanos tus comentarios.