Procesando...

4 tips para educar tu cachorro desde el primer día: Guía del Nuevo Propietario

trickpuppyLos primeros momentos en que el cachorro llega a su nueva casa resultan críticos para una buena educación; si no son bien llevados pueden significar el inicio de problemas posteriores de comportamiento.

1.- La primera cuestión tiene que ver con el momento apropiado para adoptar un cachorro. El destete puede hacerse en general a los dos meses de edad. Es entonces cuando mejor resulta llevarlo a su nueva casa, pues si se le deja más tiempo puede llegar a acostumbrarse demasiado a un lugar del que al final será retirado. La nostalgia de su antigua casa debe ser manejada, pero sin malcriar. El cachorro debe acostumbrarse a un lugar para dormir propio (y que no es la cama de los niños). Una cama o una caja con prendas son suficientes. En casos graves puede pedirse al dueño original un periódico o trapo del lugar anterior donde dormía.

2.- La segunda cuestión es la alimentación del cachorro, y aunque el tema es muy extenso, lo primero que hay que considerar es tener desde el principio recipientes adecuados para el agua y la comida, con peso suficiente para que no los voltee. El agua limpia y fresca nunca debe faltarle. La educación en la alimentación incluye a toda la familia. No lo alimente mientras usted come; es difícil resistir la tentación de darle de nuestro propio alimento mientras comemos, pero si no lo hacemos desde el principio, será un perro caprichoso que siempre buscará comida para humanos. No dulces, no huesos, no sobras. Hay premios especiales que pueden usarse durante el entrenamiento y el perro los identificará como tales: premios a su buen comportamiento.

3.- Evite los juegos violentos, puede fomentar reacciones agresivas que de origen no existen si no hay causas. Permítale tomar confianza con todos los miembros de la familia. Será más juguetón cuando los conozca mejor. Y no lo cansé demasiado, recuerde que los cachorros duermen mucho y requieren descansar para su apropiado crecimiento. Tenga a la mano juguetes de nylon para morder, huesos de carnaza no curtida, juguetes y pelotas de hule duro pero elástico. Las pelotas de esponja no son apropiadas, ni tampoco juguetes con partes que puedan desprenderse, ser tragados y generar asfixia.

4.- Y póngale la correa desde el principio para que pueda acostumbrarse a ella. Una de nylon suave bastará, aunque conviene cambiarla por cuero a la primera oportunidad. La correa es el principio de una buena educación que puede recibir mientras crece con la familia.

Esperamos que estos sencillos consejos te permitan disfrutar mejor a su mascota.