Procesando...

Fiestas Patrias ¿tu Perro teme a la Pirotecnia?

Una de las consultas que más frecuentemente me hacen es ¿qué hago para que mi perro no le tema a la pirotecnia o a los truenos?

Idealmente cuando tu perro es cachorro debe de pasar por una serie ejercicios de estimulación temprana que le ayudarán a conocer distintas texturas, olores, sabores y a explorar para conocer el mundo que lo rodea aprendiendo a recuperarse de nuevas y/o inesperadas experiencias de manera positiva.

Cuando el cachorro no tuvo oportunidad de vivir estas experiencias o bien tuvo una muy mala experiencia en algún momento de su vida de la que no se recuperó, puede desarrollar una aversión o hasta una fobia.

Es importante que entiendas que castigarlo o molestarte porque tiene miedo no le ayudará a mejorar la situación, por el contrario puedes incrementar su miedo y empujarlo a desarrollar otros comportamientos negativos como destrucción excesiva, agresión defensiva, estereotipias o micción inapropiada entre otros.

También podrías hacerle el mismo daño si tu respuesta ante su miedo es de sobreprotección ya que el perro tiende a malinterpretar estos momentos de excesiva atención como si fueran un premio por su comportamiento con lo cual estarías fomentando y prolongando sus periodos de miedo, ansiedad y estrés.

perromiedoalapirotecnia1

¿Cómo puedes ayudarle a tu perro? Lo ideal es asesorarte con un especialista para desarrollar un programa de “desensibilización” o bien de “contra-condicionamiento” que le ayude a cambiar su respuesta ante estos estímulos de forma gradual, pero lo más importante es que mejoren su calidad de vida a largo plazo. Los programas de modificación de conducta deben hacerse de manera profesional ya que ignorar las señales de calma del perro puede complicar más la situación.

Que tu perro tenga un “sitio de seguridad” es muy importante para estos momento y para que pueda tener la opción de –retirase- cuando así lo necesite. La caja transportadora es una excelente opción, pero nunca lo fuerces a entrar, además debes de considerar que lo que tú consideras seguro puede no necesariamente serlo para tu perro.

Igualmente en los casos de fechas tales como 15 de septiembre ó 12 de diciembre, puedes aplicar la anticipación y hacer un plan de trabajo previo que le permita a tu perro estar ocupado y cansarse para que al momento de la festividad pueda estar más tranquilo o incluso estar dormido tranquilamente.