Procesando...

La Estética Canina… ¿trauma o diversión?

Es muy común que la gente se queje de que su perro se pone muy nervioso, agresivo o estresado cuando tiene que ir a la estética, incluso hay perros a los que hay que ponerles bozal –y en algunos lugares incluso los llegan a sedar lo que es peligroso si no se hace bajo supervisión de un veterinario- para que se dejen cepillar, bañar y secar… y en algún punto es inevitable tener que encargarnos de la higiene de nuestro perro.

/ Entonces ¿qué hacer? En el mejor de lo casos e idealmente debemos de ayudarle a nuestro perro desde que es cachorro – recién llega a casa- para que cuando sea adulto no sólo no le tenga miedo al proceso sino que incluso lo pudiera llegar a disfrutar. Como adiestradora incluyo en mi programa de entrenamiento una parte de socialización tanto con otros perros, como con humanos y también de habituación a situaciones que pudieran estresarlos. Normalmente la recomendación del veterinario es no bañarlos hasta que hayan completado su esquema de vacunación, sin embargo la higiene es mucho más que el baño, el cepillado es lo que mejor puede ayudarte a mantenerlo limpio y eso puedes hacerlo desde muy pequeñito con un cepillo especial y también está el baño en seco. Cuando por fin ya puede salir, es necesario que se tome el tiempo de "presentarle" cada una de las máquinas, lugares e instrumentos de manera positiva a tu cachorro y la mayoría de los estilistas no tienen el tiempo y el costo no incluye este servicio. Sin embargo nosotros hemos diseñado un servicio especializado para cachorros y baños de primera vez y lo hacemos porque consideramos que hará una gran diferencia para tu perro.

Si tu perro ya es adulto y en cuanto ve el cepillo sale corriendo, habría que revisar la forma en que lo haces… si durante todo un mes no vió el cepillo y en un día quieres quitarle todos los nudos y no tienes una buena técnica, yo también lo odiaría. Eso me recuerda a cuando era chiquita y mi mamá me jalaba para que me quedaran apretadas las colitas de caballo y eso de ninguna manera era divertido. Mejor dale mantenimiento regular y asegúrate de que estés utilizando la herramienta y técnica correcta para el tipo de pelo de tu perro. Desafortunadamente la mayoría de la tiendas que venden artículos para perros no siempre conocen la variedad de equipo ni su uso correcto, lo mejor es preguntarle a tu estilista canino o al criador que expone a sus perros en concursos de belleza para estar seguro de que le estas dando la mejor atención a tu mascota. Tampoco tienes que cepillar todo de un jalón, puedes hacerlo por partes: un día una pata, otro día otra en periodos más cortos que impliquen menos desgaste para ti y para tu perro.

El mejor momento para cepillar a tu perro es después del paseo, cuando ya está cansado y te sirve para revisar que no se le quede ninguna espina, hojita o basura. Recuerda revisar entre sus cojinetes –que deberán estar bien recortados para evitar que se le queden cosas entre ellos que pudieran lastimarlo o provocar que se esté lamiendo constantemente.

Espero que esta información te sea de utilidad y que tu perro espere con gusto la hora del cepillado y la estética.



 

Comentario(s)
  1. hola,deseo aprender estetica canina,me gustan mucho los animales y los respeto,deseo ser ayudante e ir aprendiendo,gracias

  2. Hola a q numero los puedo contactar.? Tengo dudas de productos de estica grcias