Procesando...

10 Formas de ejercitarte con tu perro

Sabemos que dentro de nuestros amigos de cuatro patas se encuentra un potencial atleta. Aún los perros Chihuahua más pequeños poseen habilidades físicas asombrosas. Desafortunadamente, a muchos de nuestros perros no los ejercitamos y como resultado se ponen obesos. Es bien sabido que cuando los perros suben de peso se incrementa su riesgo de sufrir artritis, diabetes, hipertensión, cáncer y problemas de conducta.

En mi opinión, un perro puede hacer mucho más por ti que cualquier cinta caminadora o máquina cardiovascular. Otra ventaja es que los perros pueden ayudar a aumentar la energía y los niveles de endorfinas, literalmente puede hacer más llevadero un día difícil.

Para ayudarte a ti y a tu perro a mantenerse en forma, prueba estos tips para divertirse y ejercitarse un poco todos los días. Ejercicios y juegos para tu perro.

1. Arriba y abajo


Este juego es como si tu perro hiciera sentadillas. Con una pieza de alimento o premio en una mano, has que tu perro se eche o se siente. Baja el alimento y anímalo a que salte y lo siga. Entonces, baja el alimento de inmediato y haz que tu perro regrese a una posición de echado o sentado. El juego ideal de "arriba y abajo" es cuando tu perro salta rápidamente y de inmediato se vuelve a echar. Repite este ejercicio hasta 5 veces, antes de darle el alimento.

2. Esconde y encuentra


Es similar a "atrapar", pero sin tener que lanzarle cosas. Muéstrale a tu perro su juguete favorito, luego llévalo a otra habitación mientras le escondes su juguete, sin que te vea. Las primeras veces, escóndelo en lugares obvios y fáciles e incluso puedes ayudarlo a encontrarlo las primeras veces. Cuando tu perro encuentre su juguete, felicítalo y dale un pequeño premio. Ve escondiendo su juguete en lugares cada vez más difíciles conforme el juego continua. Este juego es tan divertido que no necesitaras darle su premio (alimento) después de un rato.

3. Sigue al Líder


Este es un juego clásico. Muéstrale a tu perro su juguete favorito y llámale. Camina alrededor de tu casa con tu perro detrás de ti. Ve tan rápido como puedas pero no culpes a tu perro por cualquier cosa rota, así que lo mejor es despejar un poco el área.

4. Carrera de Obstáculos


En interiores: Haz un camino lleno de obstáculos. Estos pueden ser cajones vacios, almohadas, cajas, escobas, etc. Haz que tu perro los salte, se arrastre y pase entre las cosas. Este juego, además de involucrar actividad física, será un reto intelectual para tu mascota. Recuerda que la diversión no depende de la calidad de sus juguetes, si no de lo creativo que puedas ser y aún los días más lluviosos y aburridos pueden convertirse en un entretenido día de diversión.

En exteriores: Prepara una carrera de obstáculos o agilidad en tu patio. Un dispositivo divertido es la rampa. Subir y bajar hace que tu perro use los músculos más grandes de sus patas traseras. Los postes oscilantes y las barras de salto también son excelentes y entretenidos para hacer ejercicio. Aunque todas estas cosas se pueden comprar en una tienda especializada, tu puedes construir las tuyas usando algo de imaginación. Las rampas pueden ser algo tan sencillo como tablas elevadas con ladrillos y los postes oscilantes pueden hacerse de palos de escoba. A los perros les gusta aprender nuevas cosas. Enseñar cosas nuevas a los perros viejitos los ayuda a perder y además los mantiene mentalmente sanos.

5. Juguetes a control remoto


La tecnología ha dado a los dueños de mascotas un sinfín de juguetes baratos a control remoto. Muchos perros perseguirán un carrito controlado remotamente. Consigue un juguete que sea amigable a tu mascota (que tenga pocas partes y que no tenga partes filosas). Procura que se vea lo suficientemente durable como para soportar arañazos y mordidas. No regañes a tu perro si lo destruye; para tu mascota, es parte de la diversión.

6. Tráelo (ve por el…)


Una de las actividades más entretenidas para la mayoría de los perros. Usa un juguete o pelota y lánzalo para que te lo lleve de vuelta. Comienza con lanzamientos cortos. Cuando llegue al juguete, prémialo (con palabras, no es necesario darle alimento). Tan pronto como lo ponga en su hocico, retírate unos pasos mientras le hablas para que vaya contigo. Cuando tu perro se acerque, continúa premiándolo. Cuando te alcance, dale la orden "suelta" y muéstrale un premio (una croqueta, por ejemplo). La mayoría de los perros cambiarán el juguete por el alimento. Repite esta secuencia, lanzando el juguete cada vez más lejos y deja de darle alimento después de unas 3 o 4 veces.

7. Ven y Atrápalo


Muéstrale a tu perro su juguete favorito. Mientras haces esto, dóblate rápidamente a la altura de tu cintura y extiende tus brazos hacia abajo. Esta señal no hablada le indica que quieres jugar. Mientras te encuentras doblado dí "ven y atrápalo!". En cuento te des cuenta que tienes la atención de tu perro, da la vuelta y aléjate corriendo. Cuando tu perro esté a 3 o 4 pasos de ti, detente y prémialo. Si tu perro no muestra interés en perseguirte, no lo persigas porque le puedes estar indicando que huir de ti es un juego.

8. Subir y bajar


Una técnica sencilla para perros sanos pero con sobrepeso es encontrar un camino montañoso o escaleras para subir y bajar y subir y bajar... Pero antes de que pongas a tu perro a subir y bajar, pide a tu veterinario que evalúe el estado de las rodillas y cadera de tu mascota, ya que los perros con sobrepeso pueden poner más presión en sus coyunturas y terminan lastimándolas. Mantén un ritmo moderado y evita vueltas bruscas y saltos. 5 a 10 minutos son suficientes para una buena sesión de ejercicio para un perrito con sobrepeso.

9. Nadar


Si a tu perro le gusta nadar, aprovéchalo. Muchas razas, como los Retrievers, parece que están hechos para nadar. El nado es un ejercicio excelente para tratar heridas y artritis.

10. Caminar


Caminar diariamente es estimulante para ti y tu perro, además de ejercitarlo físicamente lo estimulas mentalmente, trata de cambiar tu ruta ocasionalmente para que tu perro descubra nuevos olores. Sabias que los huesos fuertes son su mejor defensa contra la osteoporosis y las fracturas dolorosas. Pasear a tu perro ayuda. Es un ejercicio de levantamiento de peso que fortalece sus huesos y músculos. También le permite pasar tiempo en el sol, que proporciona vitamina D.

Encuentra una actividad que se adapte a ti y a tu perro y hazla de forma consistente. Agrega nuevas rutas, juguetes, juegos y desafíos con regularidad. Aunque el ejercicio no reemplaza el darle alimentos balanceados o con menos calorías y grasas, es una parte vital de un estilo de vida saludable para ti y tu perro.

Y tu, ¿te mueves con tu perro, hacen ejercicio juntos? ¿Juegas con él? ¿Cuál es el juego favorito de tu perro? Participa y déjanos tus comentarios.



 

Comentario(s)
  1. A mis perras les encanta jugar con la escoba. Está muy bien porque brincan cuando la pones a una buena altura. También la persiguen cuando la mueves, dando vueltas o yendo de lado a lado.

  2. Gracias por los consejos Tengo un labrador de 9 meses es un energizer no se le acaba la cuerda nunca .

  3. Gtaciqs siempre tan buenos sus. Consejis siempre me han sido de mucha ayuda

  4. YO TENGO UNA BOXER ATIGRADA SE LLAMA MAYA, ELLA ES MUY ACTIVA TODAVIA ES UNA CACHORRA DE 7 MESES, CORRE CONMIGO EN LA MAÑANA Y TRAE LA PELOTA