Procesando...

Perros deberán tener chip de identificación

Jueves, 6 de agosto, 2009

A partir del 15 de agosto en las provincias de Guayas, Manabí, Pichincha y Cotopaxi será obligatorio el chip de identificación y registro de los perros. Se pondrá en marcha la implantación de chips, sin discriminación de razas, pero con énfasis en Pit Bull y Rottweiler o su mezcla.

La acción responde a la ejecución del Reglamento de tenencia y manejo responsable de perros, que está a cargo de los ministerios de Salud, Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap); Colegio de Veterinarios, Universidad de Guayaquil, Policía Nacional, Sociedad Protectora de Animales (SPA) y Asociación Ecuatoriana de Registro Canino.

Miguel Reyes, jefe de Agrocalidad del Magap, aclara que el costo del dispositivo dependerá del lugar escogido para colocarlo, pero se tratará de regular un precio estándar que podrá ir de US$ 25 a US$ 28, en busca de lo adecuado para la ciudadanía.

Cada chip contendrá los datos del perro: edad, raza, tamaño, color y, además, nombre completo del propietario, número de cédula de identidad, domicilio y lo más importante, tendrá un código único que permite la identificación, "no rastreo", del perro en casos de agresión o pérdida.

Posterior al implante del aparato electrónico, el perro será sometido a una evaluación, que será asumida por entrenadores profesionales de canes de la Policía Nacional.

Los especialistas determinarán si la mascota puede permanecer como tal y solo en el caso extremo, al ser diagnosticada como agresiva, se optará por la eutanasia, que es la muerte del ejemplar por la aplicación de una inyección letal que no causa dolor, explica Édison Villamar, director provincial de Zoonosis.

Al respecto, Reyes asegura que esto asusta a la población, pero aclara que solo pasará en casos graves.

La base de datos de los perros será administrada por Agrocalidad, porque es la entidad de control de las veterinarias y locales de venta de mascotas. Pero cada local interesado en emprender esta actividad deberá acreditarse con el ente de control.

"Se enviará un comunicado para que nos indiquen quiénes están aplicando el proceso con el chip y con eso llevar coordinadamente las bases de datos", anota Reyes.

Entre tanto, los propietarios de perros, que empiecen a cumplir con el reglamento, deben percatarse de la colocación adecuada de los chips, en el lomo de la mascota y de forma subcutánea, explica Mónica Garzón, colaboradora de la Asociación Canina del Guayas.

Garzón indica que desde hace varios años se colocan estas tarjetas a los animales con pedigrí, lo que hace fácil ubicar al propietario en caso de pérdida o identificar al animal si s lo roban.

En defensa de las especies, Beatriz Albán, presidenta de SPA, resalta que la medida es beneficiosa para los perros que tienen dueño, pero sigue marginando a los que están en las calles. Además, porque resulta costosa para las personas de escasos recursos que no podrán pagar el chip.

¿Qué opinas?, participa y déjanos tus comentarios.

Fuente: www.eltelegrafo.com.ec