Procesando...

Perros identifican en la Península Bolívar restos humanos

Jueves, 2 de Octubre, 2008

Este miércoles, perros que acompañan a los equipos de búsqueda y rescate, identificaron en 5 lugares de la Península Bolívar, cadáveres humanos bajo los escombros y la arena en Crystal Beach, podrían ser alrededor de 50 cadáveres de personas desaparecidas tras el paso del huracán Ike.

El jefe de los voluntarios en el Cuerpo de Bomberos de Crystal Beach, David Loop, dijo que estaba esperando los muy necesitados refuerzos estatales de expertos en búsqueda y rescate, así como de perros entrenados para ayudar en la difícil tarea que tienen por delante.

"Por alguna razón, se han demorado (en enviar los refuerzos). Hemos insistido e insistido todo lo más que hemos podido. Mientras más rápidos hagamos esto, tanto mejor", dijo Loop. "Mi preocupación principal es garantizar que haremos todo lo posible para recuperarlos".

El centro provisional de operaciones de Loop se halla en el maltrecho edificio del Departamento de Bomberos de Crystal Beach, a sólo unas cuadras de donde voluntarios del equipo especial K-9 de búsqueda y rescate identificaron posibles sitios donde yacen restos humanos entre casas destruidas, recuerdos familiares y otros escombros. Los miembros de dicho equipo vinieron de Houston para ayudar en las labores de recuperación.

Expertos de la fuerza de trabajo Uno, de Texas, estuvieron colaborando con las labores de búsqueda de sobrevivientes, pero se marcharon a los pocos días de haber pasado el huracán. Loop tuvo que suplicar varias veces para que decidieran regresar. El equipo especial K-9 para búsquedas y rescates, dirigido por Ja'Na Bickel, de Woodlands, se presentó el lunes en Crystal Beach después de más de una semana realizando tareas en el Condado de Galveston. Este grupo, que participó en los esfuerzos de rescate tras el huracán Katrina, se sorprendió al ver la falta de recursos para enfrentar un trabajo tan difícil. "En términos de Katrina, no hay mucha gente (para ayudar). Para las personas de aquí, eso es todo. Su cultura ha desaparecido, no ha quedado nada", dijo Paul McDowell, quien trajo a su perro pastor alemán desde Willis para que también ayudara.

Fuente:www.chron.com