Procesando...

Yucatán: Se dispara 50% abandono de mascotas durante vacaciones

El abandono de perros en Yucatán es preocupante: perreras y albergues han detectado que durante la época de vacaciones aumenta un 50 por ciento el número de mascotas desamparada.

Al mes, esos centros reciben un promedio de 30 perros, pero en Navidad, Semana Santa y temporada veraniega, la cifra se eleva a 45.

"Las personas deben entender que los animales son seres vivos. Las mascotas, específicamente, requieren la misma atención que un hijo, ya que se trata de un miembro más de la familia que requiere educación, respeto, amor y atención", consideró Armando Gutiérrez, voluntario del AFAD (Albergue Franciscano para el Animal Desprotegido A.C.).

Cahero Cortázar, titular del Centro de Control Canino y Felino, por su parte, mencionó que lamentablemente en el país se carece de cultura de respeto hacia la vida animal. "Existen periodos donde se reciben muchísimos animales, sobre todo en las temporadas de vacaciones, de Semana Santa y Navidad, cuando los dueños se van y dejan a su mascota abandonada, y ésta se escapa o nos llaman para que la recojamos".

En periodo de Navidad, la gente no tiene conciencia sobre la pirotecnia y la manera en que altera a toda clase de animales, provocando en algunos casos que las mascotas huyan.

Cabe destacar que desde septiembre del año en curso, el Ayuntamiento aprobó el Reglamento para la Protección de la Fauna en el Municipio de Mérida. "Dicha ley fue estudiada por médicos de la Facultad de Veterinaria y presidentes de asociaciones de protectoras de animales", señaló Cahero Cortázar.

Este reglamento reconoce como crueldad los actos u omisiones cometidos en contra de los animales que les provoquen dolor o la muerte, imponer condiciones de trabajo que excedan su resistencia o utilizarlos en labores no propios de su especie.

También considera el descuido de la morada, las condiciones de ventilación, movilidad, higiene, albergue, alimentación y bebida del animal, la realización de actos de zoofilia, no brindar atención veterinaria, suministrar bebidas alcohólicas o drogas sin fines terapéuticos.

Otros casos son incitar a un animal para dañar o provocar la muerte de otro o de un ser humano, realizar procedimientos quirúrgicos que alteren su estado natural, enjaularlos por más de ocho horas sin espacio para su movilidad o atados a la intemperie, y cualquier acción u omisión que provoque el deterioro físico, instintivo o emocional del animal.

Juliana Cahero Cortázar, sugiere que "en las escuelas, desde el kínder se debe inculcar el valor del respeto hacia los animales, ya que es necesario enseñar en la educación formal la tenencia responsable de mascotas".

"El maltrato animal no sólo consiste en agredir a la mascota, sino en omitir ciertas acciones, como darles agua, alimento, proveer un techo; también dejar que sufra sin darle un tratamiento o eutanasia, en estos puntos, el Reglamento para la Protección de la Fauna en el Municipio de Mérida es específico", comentó.

"Nos hace falta cultura para la denuncia, ya que contamos con el reglamento estatal y municipal que se basa en la ley estatal, pero si no denunciamos no sirve", consideró.

Fuente:http://sipse.com/