Procesando...

Las células del hocico revierten la parálisis en los perros

Científicos Británicos, de la Universidad de Cambridge, anuncian que han logrado detener el desarrollo de la parálisis en perros mediante el trasplante de células del hocico a la médula espinal. Los perros paralizados que participaron en el estudio y se sometieron a este tipo de terapia volvieron a caminar, aseguran los investigadores.

Los 34 perros involucrados en el experimento veterinario tenían lesiones de la médula espinal, por lo que sus patas traseras estaban paralizadas. De cada perro participante en el experimento, los científicos tomaron células de las membranas mucosas del hocico, responsable del olfato, y luego las cultivaron en el laboratorio durante algunas semanas.

Los animales fueron divididos en dos grupos. Al primer grupo, formado por 23 perros, se les trasplantaron en la columna vertebral las células, mientras que al segundo grupo, de 11 animales, se les inyectó un líquido neutro. Casi todos los animales del primer grupo empezaron a recuperarse rápidamente, en particular, pudieron caminar en una cinta de andar y con ayuda de un arnés.

Resulta que en las cavidades nasales se encuentra la única zona del cuerpo donde las fibras nasales siguen creciendo hasta en la edad adulta, es decir, tienen un gran poder regenerador. Además de las patas traseras, muchos de los 23 perros con los que se experimentó volvieron a tener operativos sus órganos internos (como los intestinos y vejiga).

Los veterinarios, que publicaron los resultados de su investigación en la revista 'Brain', sugieren que este método se puede utilizar también en el tratamiento de lesiones similares en los humanos. Según Robert Franklin, uno de los autores del estudio, la nueva tecnología posiblemente podrá restaurar solo un pequeño número de movimientos en las personas con lesiones de la médula espinal. La restitución de todas las funciones perdidas requiere más años de experimentos, aseguró.

Fuente: BBC