Procesando...

Dos gatos y un perro jefes de estación de tren en Japón

Miércoles, 1 de Abril, 2009

Dos gatos y un perro tienen la misión de reactivar el uso de los trenes regionales en Japón: han sido nombrados jefes de estación y utilizan en su labor diaria gorras y uniformes oficiales.

La gata Tama fue pionera al asumir ese puesto hace tres años y han seguido el felino Bus y un "Yorkshire Terrier" llamado Maron. Estos peculiares empleados ferroviarios tienen libros dedicados a su figura, utilizan uniformes oficiales a su medida y, en el caso de Tama, hasta cuenta con un tren en su honor.

Las dificultades económicas han provocado una reducción del número de pasajeros que usan el transporte local en Japón, que se ha visto además perjudicado por la emigración de los más jóvenes a las grandes ciudades. Los tres animales han cumplido su papel para revertir esa tendencia bajista en las provincias donde trabajan. Durante los últimos tres años, la estación de Kishi, lugar de trabajo de Tama, ha visto incrementado en un millar el número de pasajeros diarios hasta los 6.000, explicó la portavoz.

Durante sus horas de trabajo Tama luce una recargada capa y una gorra de ferroviario y se deja ver desde la cabina del conductor ante los casi 2,2 millones de pasajeros que visitan anualmente su estación. La compañía ferroviaria para la que trabaja, Wakayama Dentetsu, acaba de presentar un tren de dos vagones dedicado a esta gatita, que albergan mesas de madera, sofás, zonas de recreo para animales y una biblioteca con libros sobre perros y gatos.

Esta gata se crió junto a su madre, Miko, al lado de las vías del tren y ambas fueron cuidadas durante años por Koyama, dueña de un antiguo estanco de una estación cercana. Tama, que cumplirá en abril diez años, cuenta además con dos libros sobre ella, de los que se han vendido ya unas 40.000 copias. La gata ha conseguido aumentar en 280.000 personas el número de viajeros que pasa cada año por la estación, destacó a Efe la portavoz ferroviaria, orgullosa de la mascota.

El otro felino nipón que es jefe de estación, Bus, trabaja en una estación de Aizuwakamatsu, en la provincia de Fukushima (centro del país), hasta donde ha atraído a 28.000 pasajeros en seis meses, según la página web de la compañía ferroviaria. Bus ya era famoso en Japón pues aparecía regularmente en un programa de predicción meteorológica de un canal de televisión local.

Más menudo aún es el perro Maron, que recibió en junio el título de jefe honorario de la estación de Okunakayama-kogen de la compañía IGR en Iwate (noreste de Japón), a 50 kilómetros de la parada más cercana del Shinkansen o tren bala nipón. Al igual que el resto de los empleados de la estación, este "Yorkshire Terrier" dispone de tres uniformes: uno para verano, otro para invierno y un tercero como mono de trabajo, dijo a Efe un portavoz de la empresa.

Maron, propiedad de una trabajadora temporal de la estación y al que también se le ha dedicado un libro, tiene como hobbies el fútbol y el paseo y muestra especial predilección por la carne de pollo, afirmó el portavoz. Una veintena de japoneses de todos los rincones lo visitan cada día y durante las últimas vacaciones de Año Nuevo, en enero, ese número aumentó a cincuenta.

Bien por estas mascotas, trabajadoras y por las personas que se encargan de ellos y desempeñan tan singular actividad. ¿Qué opinas?, participa y déjanos tus comentarios. Fuente: www.lavozdeasturias.es