Procesando...

Bulldog Inglés: Perro de raza Bulldog Inglés

Nombres alternativos: Bulldog Inglés, Bulldog Británico, Buldog, English Bulldog.
Origen: Gran Bretaña.
Longevidad: de 12 a 13 años
Utilización: perro de compañía y guardián.

Origen de la raza de perro Bulldog Inglés

El Bulldog Inglés desciende de perros griegos de la antigüedad. A principios del siglo XIII, en Gran Bretaña se criaba como perro de caza o carnicero para morder a los toros, más tarde se usó como perro de pelea. Tan especializado fue su empleo que cuando se prohibió el "deporte" de morder toros, en 1835, la raza estuvo cerca de desaparecer.

En 1840 se cruzó la raza con un perro de menor tamaño lo que dio lugar a ejemplares más caseros y domesticados. El Bulldog Inglés pasó de ser un perro feroz y cruel a ser un compañero amable, dulce y tranquilo.

Temperamento y carácter de la raza de Perro Bulldog Inglés

El Bulldog Inglés es un perro de apariencia feroz pero de naturaleza muy afectiva. Es muy noble y tranquilo. Tiende a ser muy paciente y bueno con los niños, pero siempre hay que tener cuidado con los más pequeños pues el perro no mide su propia fuerza. A pesar de que no es un perro agresivo, se muestra decidido y vigilante con los extraños.

El Bulldog Inglés es un perro muy inteligente que puede ser un poco testarudo por lo que necesita entrenamiento de obediencia a temprana edad. No responde bien a métodos bruscos y negativos; aprende mejor si se le recompensa y se le entrena con paciencia.

Salud y cuidados de la raza Bulldog Inglés

El pelaje del Bulldog Inglés requiere poco cuidado; debe ser cepillado ocasionalmente con un cepillo de cerdas duras y bañarse cuando sea necesario. Se le deben limpiar las arrugas, orejas y ojos con frecuencia. El Bulldog Inglés es un perro susceptible a temperaturas extremas y no es muy resistente al calor (puede tener problemas respiratorios en climas cálidos).

El perro Bulldog Inglés es propenso a infecciones de la piel, problemas de la vista y respiratorios. Tiende a roncar. Por lo general el parto suele ser mediante cesárea, debido al gran tamaño de su cabeza.

La raza Bulldog Inglés s no tiene mayor necesidad de ejercicio, pero requiere por lo menos una caminata al día. Se adapta muy bien a vivir en apartamento, siempre y cuando se le ofrezca su caminata diaria. No se le debe ejercitar mucho cuando haya calor.

El Bulldog Inglés padece muchas anomalías hereditarias y congénitas, entre ellas el paladar partido en los cachorros, la displasia de cadera, cojera de las patas anteriores, entropión y ectropión, dermatitis, estenosis de las fosas nasales (causando obstrucción) y alargamiento del paladar blando.