Procesando...

Beagle: Raza de perro Beagle

Nombres alternativos: Beagle Inglés, Pequeño Sabueso Inglés, Beagle.
Origen: Inglaterra.
Longevidad: 12 a 15 años
Utilización: perro de compañía y perro de caza.

Origen de la raza de perro Beagle

El nombre que recibe esta raza tiene dos posibles orígenes, uno derivado de la palabra celta beag que significa pequeño, y el segundo deriva de la palabra francesa begueule que significa boca abierta, quizá por el característico estruendo que producen en grupo.

El origen del Beagle es confuso, algunos registros históricos señalan la antigua Grecia y la Francia como los lugares de origen de la raza, además existe evidencia que apoya el hecho de que en tiempos de las Cruzadas la raza Beagle era ya reconocida como raza de perros de caza. El Beagle es el progenitor de todas las variedades modernas del sabueso.

Inglaterra adoptó el Beagle a principios de su historia, y en tiempos de la reina Isabel I, las jaurías de sabuesos eran populares en casi todas las grandes propiedades campestres.

Temperamento y carácter de la raza de perro Beagle

El Beagle, es un perro con mucha energía, extrovertido, valiente y seguro de sí mismo, pero no es agresivo. Es muy juguetón y paciente lo que hace que se lleve muy bien con los niños. No le gusta que lo dejen solo.

El Beagle, tiene un olfato fino, es un cazador nato y tiende a seguir su olfato e ignorar cualquier otra cosa, por lo que se recomienda entrenarlo en lugares donde no existan demasiados estímulos olfativos que lo distraigan. Es un perro testarudo y algo reacio a obedecer órdenes por lo que se debe tener mucha paciencia y ser firme en su entrenamiento.

El Beagle es un perro de caza por excelencia. Sus aptitudes para la caza son admirables. También un timbre de voz que le permite a su dueño saber dónde está su perro en la búsqueda en la pequeña caza alcanzando distancias bastante lejanas.

En casa, el Beagle es un buen perro de compañía, no es un perro faldero. Es una raza acostumbrada a vivir en jaurías, por lo que genéticamente están predispuestos para la compañía.

Salud y cuidados de la raza Beagle

El Beagle es fácil de cuidar, debe cepillarse diariamente con un cepillo de cerdas duras, no requiere baños frecuentes, solo cuando sea necesario. Sus oídos deben ser limpiados regularmente para evitar infecciones de oído. Necesita paseos diarios. Es una raza que puede presentar problemas de obesidad, epilepsia y algunos trastornos genéticos oculares.

El Beagle necesita de mucho ejercicio diario y mucho desgaste para agotar su fuerza y energía.

El Beagle se caracteriza por su gran apetito, nunca se cansa de comer, si no se controlan sus dietas podría padecer problemas de peso.