Procesando...

Dogo de Burdeos: Raza de perro Dogo de Burdeos

Nombres alternativos: Dogo de Burdeos, Dogue de Burdeos, Dogue de Bordeaux, French Mastiff.

Origen: Francia.

Utilidad: perro de compañía, perro guardián/defensa.

Longevidad: 10 a 12 años.

Altura a la cruz: machos de 60 a 68 cms y hembras de 58 a 66 cms.

Peso: machos más de 50 kgs y hembras de 45 kgs.

Pelo: es fino, corto y de textura suave.

Color: es de color leonado, con mascara oscura en la cara. Puede tener manchas blancas en la punta de las garras y el pecho, pero no es deseable que tenga color blanco en alguna otra parte del cuerpo.

Arreglo: nulo.



Sobre el origen del perro Dogo de Burdeos

El Dogo de Burdeos es uno de los perros franceses más antiguo, que pertenece a la familia de los Mastines.. La palabra "dogo" aparece a finales del siglo XIV.

El Dogo de Burdeos fue utilizado como protector de rebaños, como perro de guerra , participaba en los combates de perros "gladiadores" en los que se enfrentaba a toros, osos y otros perro, para cuidar las casas y el ganado al servicio de los carniceros.

En pleno siglo XVII la burguesía acomodada y la clase social dirigente los adopta para su custodia, cosa que resulta en desventaja para la raza, pues con la Revolución Francesa, son aniquilados los amos en unión con sus bravos guardianes, al tratar de defender las propiedades de sus dueños.

Afortunadamente había gente que seguía interesada en la raza, lo que ayudó a evitar que se extinguiera.

Temperamento y comportamiento del Dogo de Burdeos
  • El Dogo de Burdeos suele ser muy equilibrado y seguro de si mismos.
  • Son perros tranquilos y muy poco ladradores, pero alertas ante la presencia de intrusos.
  • Al Dogo de Burdeos le encanta jugar y siempre está listo para la diversión.
  • El Dogo de Burdeos es afectuoso, tranquilo, equilibrado, agradable y bondadoso.
  • Se muestra muy apegado a su dueño y es paciente y cuidadoso con los niños.
  • Detesta la soledad y la inacción y nunca se muestra espontáneamente agresivo.
  • Ante las reprimendas de su dueño se muestra muy sensible y receptivo.
  • Es un perro que comprende rápidamente los deseos del dueño y se somete a ellos aunque sólo sea para complacerle.
  • En general, ésta es una raza muy sociable, sobre todo si se acostumbra al perro a frecuentar otros perros desde una temprana edad.
  • Puede vivir en grupo si ha sido acostumbrado desde joven, aunque será difícil si la convivencia debe darse entre machos todos ellos de razas grandes.
  • A pesar de sus dimensiones imponentes, el Dogo de Burdeos no necesita demasiado espacio. Puede vivir perfectamente en la ciudad y un pequeño jardín satisface sus necesidades de espacio.
  • El Dogo de Burdeos puede tener reacciones extremadamente rápidas y ágiles en distancias cortas. Para asegurar su papel de guardián, no necesita ninguna educación específica.
  • Las hembras, a diferencia de los machos, poseen un carácter más dulce y compañero. Sin embargo, son mucho más guardianas que los machos al ser más despiertas y atentas. Esto conjugado con su gran agilidad (a diferencia de otras razas gigantes) e inteligencia, pueden ser la mejor fórmula para la seguridad y compañía de su hogar.
Salud y Cuidados del Dogo de Burdeos
  • Pierde pelo regularmente, no necesita muchos cuidados, un cepillado para retirar el pelo muerto y un baño cuando sea necesario y ya esta. Como todos los mastines, el Dogo ronca y babea.
  • Su pelaje, suave y corto, no necesita ningún cuidado particular, igual que su piel. De la misma forma, aunque tiene las orejas caídas, sus conductos auditivos no requieren ningún cuidado especial.
  • El Dogo de Burdeos no es fácil de criar. Las camadas generalmente son pequeñas y muchas veces las perras necesitan de cesárea por la gran cabeza de los cachorros. Las hembras tienen el pecho tan ancho que a veces se acuestan sobre los cachorros al amamantarlos y los asfixian. Los criadores deben de vigilar a los cachorros o inevitablemente se perderán algunos.
  • La displasia de cadera es el problema más frecuente en la raza.
  • Otras enfermedades comunes pueden ser: torsión gástrica, entropión, ectropión, afecciones cardiacas, tumores epiteliales, otitis, y panosteítis. Algunas más graves que otras, pero todas pueden evitarse o controlarse con los debidos cuidados o con la correcta selección de los ejemplares de crianza.
  • Tienden a padecer hinchazón (o torsión gástrica), que consiste en que el estómago da la vuelta sobre sí mismo y que puede llevar a la muerte del animal. El ejercicio excesivo y la excitación después de comer y beber pueden provocar esa hinchazón.
  • El Dogo de Burdeos necesita hacer mucho ejercicio para desarrollar su musculatura. Igual que con todas las razas grandes y las de gran peso, pueden surgir problemas de tendones y ligamentos durante los periodos de crecimiento rápido. Durante estas etapas, no se debería forzarle. Los cachorros jóvenes suelen efectuar gran parte de su ejercicio a partir del juego regular y no tanto a partir del ejercicio vigoroso, pero a medida que se va haciendo mayor, es muy importante que obtenga una cantidad de ejercicio adecuada.
  • A pesar de sus dimensiones imponentes, el Dogo de Burdeos no necesita demasiado espacio.

razagrandanes.jpg