Procesando...

Borzoi: Raza de perro Galgo Ruso

Nombres alternativos: Borzoi, Galgo Ruso, Lebrel Ruso, Russkaya Psovaya, Borzaya, Barzoi, Russischer Wondhund.

Origen: Russia.

Utilidad: Lebrel de caza, perro de carrera y cacería con señuelo.

Longevidad: 12 a 13 años.

Altura a la cruz: mínima en machos de 79 cms y mínima en hembras de 71 cms

Peso: mínimo en machos 54.5 kgs y mínimo en hembras de 40.5 kgs

Pelo: fuerte y duro en todo el cuerpo, las extremidades y la cabeza; especialmente de alambre y largo sobre los ojos y debajo de la mandíbula.

Color: los colores reconocidos son el gris, atigrado, rojo negro, blanco puro, leonado o cualquier otro color que aparece en el Deerhound.

Arreglo: cepillar y desenredar el pelo periódicamente.



Sobre el origen del perro Borzoi o Galgo Ruso

Esta es una raza muy antigua originaria de Rusia, que probablemente desciende del lebrel egipcio. No se tienen datos exactos sobre su aparición pero se sabe, por escritos que datan de 1200, que ya era utilizado para la caza. De la misma manera, hay escritos franceses del siglo XI que relatan la llegada a Francia de la hija del Gran Duque de Kiev, Anna Iaroslavna, acompañada por tres Borzoi. El Gran Duque Nicolás Nicolayevitch fue el criador más grande de esta raza, se dice que en las perreras solía tener alrededor de un centenar de estos perros.

Recibió el nombre de Borzoi en 1936. "Borzoi" proviene del vocablo "Borzii" que en ruso significa "veloz".

La raza de perro Borzoi fue creada originalmente para proteger a los rebaños de los lobos siberianos y de los osos. Con el paso del tiempo el perro de raza Borzoi fue seleccionado por los zares rusos para la caza en las grandes estepas para perseguir lobos y ciervos.

Cuando la raza Borzoi llegó a Europa las familias más adineradas se enamoraron de su elegante porte y pasó a convertirse en un elegante y aristocrático perro de compañía. La raza de perro Borzoi está considerada en la actualidad una de las más elegantes del mundo canino.

Temperamento y comportamiento del Borzoi o Galgo Ruso
  • El perro Borzoi o Galgo Ruso es considerado de temperamento dócil pero debido a sus requerimientos de cuidado, no es una mascota fácil de mantener.
  • El Borzoi es dócil, sensible, seguro y reservado, aunque algunos pueden ser bastante impulsivos y orgullosos.
  • El Borzoi o Galgo Ruso es un perro muy noble.
  • El Borzoi se adapta bien a un rincón de la casa donde se pueda echar, no es propenso a sentirse cómodo si es encerrado en espacios reducidos.
  • El Borzoi no hace mucho ruido. No es un perro que ladre mucho.
  • El Galgo ruso tiene un instinto de persecución muy desarrollado. Si se suelta, puede ser difícil controlarlo. También puede ser un problema en las fincas donde hay animales domésticos, como gallinas.
  • El perro de raza Borzoi es muy fiel y cariñoso con sus dueños pero reservado con los extraños.
  • El perro Borzoi corre extremadamente rápido y es capaz de alcanzar altas velocidades en pocos segundos.
  • El Borzoi no suele ser muy juguetón por lo que no es demasiado recomendable como compañero de juego para los niños.
  • La relación del Borzoi con las personas y perros extraños suele ser distante.
  • Dentro de casa es tranquilo y educado y muy activo al aire libre.
Salud y Cuidados del Borzoi o Galgo Ruso
  • El Galgo Ruso requiere ser cepillado a menudo, de lo contrario suelta mucho pelo.
  • El Borzoi es una raza que tiende a ser sensible a los medicamentos como los barbitúricos, anestésicos y productos anti-pulgas.
  • Si comen con mucha rapidez pueden sufrir de distensión abdominal por lo que se recomienda alimentarlo con dos o tres pequeñas porciones de comida al día.
  • El Borzoi es una raza activa, necesita ejercicio frecuente. Son excelentes compañeros para correr.
  • Se recomienda sacar al perro Borzoi siempre con correa pues tiene el instinto de caza tan desarrollado que puede fácilmente irse detrás de cualquier cosa que considere su "presa".
  • El Borzoi debe tener tener una cama blanda donde descansar, ya que puede desarrollar callos o llagas con facilidad.
  • El Borzoi se puede ver afectado por una enfermedad ósea metabólica y por la torsión de estómago.