Procesando...

Whippet: Raza de perro Whippet

Nombres alternativos: Whippet, Rabbit dog (perro para conejos), Snap Dog (perro de salto y presa), Rag Dog (perro de Trapo), The man's pobre racehorse.
Origen: Gran Bretaña.
Longevidad: de 14 a 18 años.
Utilización: Perro de caza, perro de carrera, perros de compañía.

Origen de la raza Whippet

La raza Whippet fue creada en Inglaterra como una miniatura del Greyhound. Se decia que era el "Greyhound de los Pobres", por un lado sólo la nobleza podía tener un Greyhound y por otro lado fueron los mineros del norte de Inglaterra quienes lograron esta raza al no poder tener al Greyhound por lo costoso de su mantenimiento.

El Whippet fue desarrollado a finales del siglo XIX. Se empleó en carreras de su propia raza, llegando a ser muy populares en dichos eventos. El Whippet también era llamado "The man's pobre racehorse" porque los eventos eran para las clases más bajas de Inglaterra. También fue usado en la cacería de liebres, donde su aptitud de saltar y cambiar de rumbo en forma brusca lo hace ideal.

Whippet probablemente proviene del inglés "whip it", que significa "moverse rápidamente".

Temperamento y carácter de la raza Whippet

Los perros Whippet son dóciles pero a la vez enérgicos. Es recomendable que el Whippet socialice desde cachorro para evitar problemas de timidez cuando sea adulto. Suelen aburrirse fácilmente pero aún así mantienen un gran sentido de independencia.

El whippet es un perro de carácter tranquilo, gentil, dulce y sensible.

Los Whippet no soportan los castigos físicos ni psicológicos, por eso los métodos de adiestramiento canino recomendado es el adiestramiento en positivo, funciona perfectamente para esta raza. El adiestramiento con clicker es quizás la variante más aconsejable de adiestramiento en positivo para entrenar a un whippet.

Estos perros tienden a llevarse bien con los niños, siempre y cuando estos últimos no maltraten al perro. No son perros a los que les gusten los juegos rudos y tampoco son las mejores mascotas para niños pequeños, sin embargo son excelentes mascotas para niños de mayor edad que son capaces de controlarse y tratar bien a su perro.

No es fácil tener un Whippet junto con otra mascota de talla pequeña ya que estos perros tienen un fuerte instinto cazador y tienden a perseguir y capturar todos los animales pequeños que se mueven rápido. Se sabe de varios casos en que Whippets han matado a otras mascotas, como gatos y conejos. Sin embargo, suelen llevarse bien con otros perros.

Se utiliza en carreras de perros porque puede llegar a alcanzar hasta 60 km/hora.

Salud y cuidados de la raza Whippet

El cuidado del Whippet es realmente muy sencillo, basta con bañarlo una vez por mes o sólo cuando sea necesario, cepillarlo con un guante para pelo liso, y realizarle un corte de uñas regularmente para que no se le deformen las manos y pies. Esta raza no tiende a ensuciarse demasiado cuando sale de paseo, por lo cual, la limpieza del lugar donde habite no será excesiva. El dueño de un Whippet necesita tomar ciertas precauciones para evitar que su mascota salga lastimada después de emprender una carrera o tener un encuentro poco amigable con otros perros, como tener un área cercada y utilizar correa durante los paseos en donde existan calles transitadas, son recomendaciones obligatorias para quien desea adoptar a este adorable y ligero velocista.

Debido a su piel delgada, puede lastimarse con facilidad y son muy sensibles al frío por lo que se les debe proteger con ropa para perros cuando el clima sea frío. No son saludables para él las corrientes de aire o la humedad. Necesitan mucho ejercicio diario para liberar su energía. Se adapta bien e incluso es feliz viviendo en espacios pequeños.

Los whippet pueden padecer cataratas, problemas cardíacos, atrofia progresiva de retina, glaucoma (Presión anormal en el globo ocular), problemas de tiroides e hipersensibilidad a químicos y medicamentos, epilepsia, síndrome de Evans (anormalidad en el funcionamiento de las plaquetas necesarias para controlar el sangrado).

Afortunadamente en las enfermedades de tipo genético existen pruebas de laboratorio para poderlas detectar y así evitarlas.