Procesando...

Vizsla: Perro de raza Vizsla

Nombres alternativos: Vizsla, Braco Húngaro, Indicador Húngaro, Magyar Vizsla, Pointer Húngaro, Braque Hongrois à Poil Dur, Drahtaariger Ungarischer Vorstehhund, Vizsla Rauhhaar.
Origen: Hungría.
Longevidad: de 12 a 15 años.
Utilización: Perro de cacería de utilidad variable (Perro de Muestra).

Origen de la raza Vizsla

La raza Vizsla fue llevada a Hungría desde Asia, cuando se comenzaba a poblar la región, conocida también como Braco Húngaro. Llegó por ese entonces junto con las restantes razas reconocidas como húngaras, el Kuvasz y el Komondor.

La mayoría de los especialistas aseguran la raza Vizsla desciende probablemente de dos razas antiguas desaparecidas, el Sabueso de Transilvania y el Perro Amarillo Turco. Se criaban para cazar en las inmensas llanuras húngaras por su velocidad, resistencia y sigilo.

El Vizsla, conocido también como Pointer Húngaro, es un cazador polivalente, apropiado tanto para mostrar la pieza como para cobrarla en tierra o agua, como hace con las aves acuáticas y otras presas de caza menor. Después de la II Guerra Mundial la raza fue introducida en otros países.

Temperamento y carácter de la raza Vizsla

El Vizsla es conocido como un perro muy vivo y amistoso. Aunque puede ser protector, sólo ladrará cuando haya alguna amenaza de que alguien se acerca y sobre todo si es alguien desconocido.

El Vizsla suele llevarse bien con niños e incluso con otros perros. Desde un inicio debe de enseñársele quien manda, es mejor iniciar la socialización y órdenes de obediencia básica desde un principio para que pueda acostumbrarse. Son bastante complacientes y pueden destacarse en competencias como rastreo, apuntando, recuperando, y la obediencia competitiva. Un método agresivo puede arruinar todo lo aprendido por lo que es de mejor manera realizarlo firme y consistente pero nunca subir el tono de voz.

El perro Vizsla posee un excepcional olfato, memoria y la facultad de adaptarse a distintas situaciones.

Salud y cuidados de la raza Vizsla

El mantenimiento del perro Vizsla no requiere demasiado tiempo, con cepillarlo dos veces por semana es suficiente. Es necesario estar revisando las uñas y no tolerar demasiado tiempo los climas fríos.

No es necesario que lleve una dieta alimentaria especial.

Teniendo en cuenta que es un perro muy limpio, el periodo entre las sesiones de baño puede ser más largo de lo que es habitual en otras razas.

Los perros de raza Vizsla no son tranquilos, necesitan de ejercicio diario de lo contrario puede aburrirse y volverse destructivo.

Las enfermedades más comunes de carácter hereditario que puede padecer son: la displasia de cadera, la disfagia (dificultad para tragar) y el hipotiroidismo. Es conveniente visitar al veterinario una vez al año, con el objetivo de que vigile el estado de su salud.