Procesando...

¿Existe la Perronalidad? (Primera Parte)

Los amantes de los perros sabemos que cada uno de ellos es especial y que más allá de las características generales que caracterizan a cada raza, existen diferencias individuales que hacen únicos y especiales a cada uno de estos compañeros de vida. De esta manera, creamos el concepto "Perronalidad", sin lugar a dudas un término indispensable para referirnos a estas singularidades caninas. Para acreditar el carácter respetable y sólido de este vocablo, recurrimos a la psicología, la ciencia especializada en el estudio del comportamiento y la mente, la cual engloba en su objeto de estudio tanto al ser humano como de otros seres vivos, entre ellos: chimpancés, ratas, conejos, perros, gatos, calamares, etc. Luego entonces, para definir la Perronalidad en forma precisa, tomaremos como base, la definición análoga dictada por la psicología, es decir, la Personalidad.

"Personalidad: Conjunto de características de pensamiento y comportamiento de una persona que son consistentes a lo largo del tiempo."

"Perronalidad: Conjunto de características de pensamiento y comportamiento de un perro que son consistentes a lo largo del tiempo."

mente perruna Los perros definitivamente presentan un comportamiento que puede ser consistente en el tiempo, pero hay algo más en esta definición que nos lleva a una cuestión de gran trascendencia, es decir, el pensamiento. Para determinar la existencia de pensamiento habrá que responder una pregunta: ¿Tienen mente los perros?

La mente es la expresión del funcionamiento organizado del cerebro y algunas de sus características más relevantes son las siguientes:

1. Crea una representación del mundo que le rodea. Es decir, genera una especie de mapa de su entorno y cada elemento en éste tiene un valor o significado.

2. Presenta una capacidad de aprendizaje, en donde las experiencias pasadas con estímulos y/o conductas modifican la conducta futura, para adaptarse a las nuevas situaciones.

3. Posee un conjunto de mecanismos que permiten tomar decisiones e interactuar con su mundo, de acuerdo a los estímulos que se le presentan sin que intervenga necesariamente el aprendizaje previo.

En consecuencia, para que un perro tuviera mente, debería cumplir con la posesión de estas particularidades, vamos a reflexionar, una por una.

1. Los perros conocen detalladamente su espacio vital y se mueven en él con gran naturalidad y destreza. Ellos saben cuál es su casa, ubican rincones favoritos, su lugar de juego, el espacio donde comen o duermen. Identifican y forman vínculos con sus dueños y amigos, su ubicación y los movimientos que realizan éstos en ese espacio, distinguen con claridad a los sujetos que representan un peligro o son desagradables, etc.

Espacio Canino

2.
Las formas de adiestramiento canino se basan en teorías del aprendizaje, básicamente en el condicionamiento clásico y el condicionamiento operante. Ambos sistemas funcionan con gran efectividad en los canes, como ha sido demostrado durante casi un siglo de experimentación en los laboratorios de investigación de las mejores universidades del mundo, desde que el famoso científico ruso Iván Pavlov, descubriera el primero de estos mecanismos. Sin lugar a dudas los perros tienen una excelente capacidad de aprendizaje.

Espacio Canino

3.
Los perros han demostrado poseer capacidad para tomar decisiones en diversas situaciones cuando se presentan alternativas y gozan de cierta libertad para actuar. Por ejemplo: elegir entre personas (por ejemplo, acercarse al amigable y evitar sigilosamente al que es hostil), elegir entre actividades ( por ejemplo, salir a jugar o quedarse dentro de su casa cuando hace frío), preferir uno u otro lugar por sus características hedónicas (por ejemplo: su pequeña cama o el confortable sillón prohibido), optar entre conductas (por ejemplo: responder a un llamado o ignorarlo cuando resulta inconveniente, escudriñar algún lugar cuando no es visto en contraposición a mantenerse alejado de él ), etc.

Perro toma desiciones

La experiencia personal de los propietarios de perros y la de muchos científicos durante varias generaciones ha constatado que los perros cumplen con la posesión de estas características básicas y en consecuencia es acertado afirmar que efectivamente, los Perros si poseen una Mente. Si existe mente, entonces también hay pensamientos, que son el resultado del funcionamiento de la mente.

Con esta base, podemos proseguir el análisis del término Perronalidad en forma más sólida y sin la descalificación de los críticos que acusan a los amantes de los perros de humanizarlos, sin entender la complejidad mental que verdaderamente podemos descubrir en estos compañeros de vida. Continuará…