Procesando...

Mi historia en el Urban Mushing: Fernando Vivar y Renzo



En mi caso Renzo llego a mi vida cuando tenía 4 meses, solo iba a cuidarlo un par de semanas que al final resultaron en una fortuita adopción, fue inesperado y no estaba en mis planes hacerme cargo de un peludo, se complicaban mis horarios y buscaba como jugar con él para que se cansara.

Fue cuando compre el arnés y comenzamos a correr tratando de combinar el paseo con un poco de ejercicio, al final se convirtió en el medio para conocernos y crear un vínculo muy fuerte, es como cuando encuentras un mejor amigo con el que compartes el gusto por algo.

Renzo ha resultado ser el amigo más influyente en mi vida.

Ahora ya no estamos solos, nos integramos al equipo de Urban Mushing Queéretaro quienes nos recibieron y juntos ahora corremos en manada, seguimos entrenando por nuestra cuenta, pero cuando estamos con el equipo sé que está muy contento.

FernandoyRenzo1


Pertenecer a esta familia que cada día crece más ya no solo es para hacer mushing, ahora somos parte de este proyecto que nos apasiona y nos inspira a mejorar cada día, estoy convencido que el tener una mascota te hace mejor ser humano, y si además hacen mushing te transforma la sonrisa.

FernandoyRenzo1