Procesando...

Cuidados Preventivos para nuestros Perros

A inicio de año siempre me tomo el tiempo de hacer un calendario de las actividades que tengo con mis mascotas y especialmente de su plan de cuidados preventivos. En esta ocasión una amiga vio que estaba contemplando fechas y costos y me pregunto ¿Qué no están sanos tus perros? No entendí su pregunta al principio pero después me di cuenta de que desafortunadamente nuestra cultura está más enfocada en corregir que en prevenir. Si ni siquiera tenemos una mentalidad de prevención con nosotros mismos ¡claro que parece absurdo o hasta exagerado pensarlo para nuestras mascotas!
Me parece que es un tema relevante y ahora que el "bienestar animal" es un tema de moda, pues me parece pertinente que además sea un tema bien informado y no basado solamente en las suposiciones y mejores intenciones que podamos tener para con nuestros perros.

En teoría la convivencia diaria y las rutinas normales con nuestras mascotas deberían de poder darnos suficiente información sobre su condición general de salud, sin embargo no es así. Desafortunadamente no "tocamos" lo suficiente a nuestros perros y no ponemos mucha atención a los detalles de su vida cotidiana como confiando en que si algo malo pasa ellos nos lo harán saber, pero sí de manera cotidiana ignoramos su lenguaje corporal, los pequeños cambios de humor o simplemente lo relacionamos con rebeldía, desobediencia o ansiedad estamos subestimando las pequeñas llamadas de atención y cuando pasa algo grave como una mordida o pasan días sin comer, o literalmente está como muerto y finalmente los llevamos al médico veterinario, en muchas ocasiones ya es tarde y es necesario tomar medidas más extremas y/o complicadas para preservar su salud y muchas veces su calidad de vida ya está muy comprometida…

Entonces, la respuesta es SI, mis perros están sanos, pero para mantenerlos así su plan de cuidados preventivos debe incluir:

Revacunación anual de:

Rabia, la única que es por ley
Múltiple, según la indicación específica de aplicación del MVZ pero que abarcará: moquillo, parvovirus, parainfluenza, leptospira, coronavirus y adenovirus.

Giardia, un parásito que fácilmente se contagia al humano, particularmente a niños menores de 6 años.

Bordetella, que es de muy fácil propagación aunque tu perro no salga mucho.

Desparasitación trimestral. Interna, contra parásitos intestinales. Externa, contra pulga y garrapata.

vacunaciom

Profilaxis Dental, dependiendo del tipo de dieta, raza, edad, predisposición genética y hábitos de cada perro esta puede variar mucho en su frecuencia, lo que sí es definitivo es que no es normal que les huela mal el hocico. El síntoma del mal aliento puede ser una señal de algo mucho más grave que puede llevar a tu perro a perder piezas dentales e incluso a tener complicaciones cardiacas. Algunos pueden necesitarla cada dos años o unas cuantas veces en su vida y otros la requieren hasta cada 3 meses.

Revisión de uñas, en teoría esto debe ser una revisión de rutina cuando se hace el baño o la estética de tu mascota, sin embargo es necesario hacer esta revisión porque tu perro pudiera no estarlas desgastando lo suficiente, tener un crecimiento rápido, tener 1 o hasta 2 dedos accesorios y esas uñas no tienen forma de desgastarse de manera natural y eso puede provocar desde una uña enterrada, que se atore y se la arranquen y hasta deformar sus dedos y modificar la forma correcta de caminar.

Chequeo general de salud, se recomienda al menos una vez al año y puede incluir además de examen físico directo, algún estudio de laboratorio como de sangre u orina y hasta alguna radiografía o estudio más especializado como ultrasonido. Dependiendo de las características particulares de tu mascota estas revisiones pueden ser más frecuentes.

En algunos casos cuando tu perro tiene alguna condición específica o desarrolla alguna actividad que le genera un desgaste específico puede requerir de algún complemento alimenticio o vitaminas por algunos periodos, pero esto siempre será con la recomendación e instrucciones de tu MVZ.

Revisión de sus juguetes, caja transportadora, collar, correa y plaquita. Todos estos artículos de uso diario se van desgastando y rara vez nos tomamos el tiempo de verificar que estén en buen estado: la plaquita de identificación con información actualizada y legible; la correa y el collar que no estén rotos o luidos y que los broches funcionen correctamente; que los juguetes no tengan partes sueltas, estén descocidos o ya no sean adecuados al tamaño de nuestro perro; que la caja transportadora cierre correctamente, no tenga bordes roídos que puedan lastimarle y que el seguro funcione adecuadamente. Si tienes un cachorro, está revisión de sus objetos de uso diario deberá ser más frecuente ya que por estar en pleno crecimiento es probable que requiera de sustituciones no sólo por uso y desgaste, sino también por peso y tamaño.

Si bien la genética, la alimentación y muchos otros factores internos y externos influyen en nuestra salud y la de nuestras mascotas finalmente ¡la Salud no es cuestión de suerte, en todo caso es cuestión de prevención!

Si no sabes, tienes dudas, no estás seguro pues asesórate. Afortunadamente en México cada vez hay más MVZ especialistas en pequeñas especies (quienes son los indicados para atender a perros y gatos) e incluso en áreas muy concretas de estas especies como geriatría, oncología, primeros auxilios, ortopedia, oftalmología, etc.

Entonces… ya sabes, cuidados preventivos para una larga y feliz vida juntos!